Archivo de la categoría: Divertirse a la fuerza era obligatorio

El Jurado

Yo les escuchaba muy atento, sabía reconocer en sus palabras un propósito de sensatez demasiado inquietante, pero aun así continuaba escuchándoles en silencio. Me estaba esforzando por dibujar en mi cara una expresión lo más cariacontecida posible, al menos eso … Sigue leyendo

Publicado en Divertirse a la fuerza era obligatorio | Etiquetado | Deja un comentario

King Kunta

Obedeciendo a otra de mis extrañas intuiciones, he decidido inscribirme para participar como voluntario en un ensayo clínico; aquí me dan a probar diferentes tipos de medicamentos: mi único cometido consiste en ingerir puñaditos de pastillas, (píldoras de distintos tamaños … Sigue leyendo

Publicado en Divertirse a la fuerza era obligatorio | Etiquetado | Deja un comentario

Disfraz de viejo

Una mente obtusa dentro de un alma vacía, ese era el Fred que tan bien conocíamos y al que tanto admirábamos, el Fred que nos gustaba, el de los buenos tiempos, cuando le percibíamos arrebatador y eternamente joven frente al … Sigue leyendo

Publicado en Divertirse a la fuerza era obligatorio | Etiquetado | Deja un comentario

Antiguos compañeros

Sonreían con dientes caníbales mientras rebuznaban y explicaban así sus viejas anécdotas. Eran anécdotas que yo tan siquiera recordaba, bien porque nunca habían sucedido o bien porque mi memoria había preferido olvidarlas como medida preventiva, pero eso no tenía ninguna … Sigue leyendo

Publicado en Divertirse a la fuerza era obligatorio | Etiquetado | Deja un comentario

C.M.J.A.

Puedo verme desde fuera —aquí y ahora— ocupando un cargo como directivo en el departamento de marketing de una gran corporación. Se trata de un puesto de relevancia, lo sé porque tengo un despacho propio donde leo el Marca con … Sigue leyendo

Publicado en Divertirse a la fuerza era obligatorio | Etiquetado | Deja un comentario