Archivo de la categoría: Divertirse a la fuerza era obligatorio

Disfraz de viejo

Una mente obtusa dentro de un alma vacía, ese era el Fred que tan bien conocíamos y al que tanto admirábamos, el Fred que nos gustaba, el de los buenos tiempos, cuando le percibíamos arrebatador y eternamente joven frente al … Sigue leyendo

Publicado en Divertirse a la fuerza era obligatorio | Etiquetado | Deja un comentario

Antiguos compañeros

Sonreían con dientes caníbales mientras rebuznaban y explicaban sus viejas anécdotas. Eran anécdotas que yo tan siquiera recordaba; anécdotas que nunca habían sucedido en la vida real pero eso no tenía ninguna importancia para ellos. Todo el rato repetían la … Sigue leyendo

Publicado en Divertirse a la fuerza era obligatorio | Etiquetado | Deja un comentario

C.M.J.A.

Ocupo un cargo como directivo en el departamento de marketing de una gran corporación, se trata de un puesto de relevancia, lo sé porque tengo un despacho propio donde leo el Marca con los pies apoyados encima de la mesa, … Sigue leyendo

Publicado en Divertirse a la fuerza era obligatorio | Etiquetado | Deja un comentario

“Escucha una cosa” a principio de frase

Se trata de una distopía verbal que te traslada hasta el futuro, un tiempo próximo y no tan lejano, me refiero a la época donde el uso de esta clase de formalismos se habrá generalizado entre todos los hablantes del … Sigue leyendo

Publicado en Divertirse a la fuerza era obligatorio | Etiquetado | Deja un comentario

Fidelio

Llevo puesto mi esmoquin recién planchado con el ticket de la tintorería dentro del bolsillo, también llevo mi capa con capucha y mi máscara de porcelana, lo llevo puesto todo, pero (aun así) continúo detestando algo de eso que flota … Sigue leyendo

Publicado en Divertirse a la fuerza era obligatorio | Etiquetado | Deja un comentario